Comenzar de cero

la vida para cantar - comenzar de cero

COMENZAR DE CERO

Cuando la vida te cambia el guión

Emigrar no fue asunto fácil. Dieciocho años llevo en Valencia sin que jamás hubiera imaginado este destino. Era una chica, empleada de oficina, con una familia y dos hijos pequeños. Vivía a 15 minutos del puente que me conectaba a la gran ciudad de Buenos Aires.

Mi vida era un ir y venir de casa al trabajo sin demasiados contratiempos en un país siempre difícil.

La crisis económica del 2000 hackeó nuestros sueños y nos despojó de lo poco o mucho que teníamos. 

Sin horizontes y con un futuro echado a la suerte, me subí al avión con un niño de la mano, una hija en brazos y una guitarra a la espalda.

El billete señalaba un punto en el mapa impensado, una ciudad mediterránea que nada tenía que ver en esencia conmigo -o eso creía-.

En estos años que transcurrieron desde el primer avión que me trajo a España, aprendí que la vida es implacable cuando se le ocurre torcer los planes hacia otro destino.

Es como trazar una ruta y salir a navegar el día correcto, con los vientos a favor y todas las contingencias específicamente calculadas.

Sin embargo, sucede lo imprevisto y las mareas te arrastran vaya a saber dónde y sin preguntar si estás en parte de acuerdo.

Comenzar de cero, nada más literal. Y aquí un nuevo capítulo que se fue escribiendo bajo mis pies momento a momento. 

Cada día una hoja en blanco y sin líneas, conociendo en carne propia lo que es inventarse de la nada y vivir.

Me embarga el recuerdo de la incertidumbre, perdida en los entresijos de las callejuelas de El Carmen buscando un hilo del cual tirar, una esperanza.

Puedo sentir el agotamiento, el frío y las ganas de volver a casa.

Aquellas caminatas nocturnas pidiendo permiso para entrar donde quisieran escucharme. Y así fue…

Siempre conmigo mi guitarra, mi ángel y un mapa para navegar en estas aguas donde lo único claro y seguro era estar aquí, donde tenía que ser. 

2 pensamientos sobre “Comenzar de cero”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *